Washington, Estados Unidos (AFP).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció la “consolidación de un Estado policial” en Nicaragua, con violaciones cotidianas de los derechos humanos y un deterioro progresivo de las libertades desde el estallido en abril de multitudinarias protestas antigubernamentales.

En una audiencia pública durante el 170 período de sesiones de la CIDH, el secretario general, Paulo Abrao, y la relatora especial para Nicaragua, Adriana Urrejola, destacaron el aumento de la represión contra activistas y medios de comunicación en el país.

“No hay un solo día en Nicaragua en que la CIDH no recibe una denuncia de violación de los derechos humanos en el contexto de la represión”, dijo Abrao, subrayando el “ambiente de intimidación y de miedo” en que viven los nicaragüenses.

“Nos ha llamado mucho la atención a la CIDH, en las distintas fases de la represión, la instalación y consolidación de un efectivo Estado policial en el país”, afirmó.

La CIDH ha denunciado graves violaciones a los derechos humanos desde el inicio de las manifestaciones contra el gobierno de Daniel Ortega, que comenzaron el 18 de abril como una protesta contra una reforma al sistema de pensiones y derivaron en pedidos de renuncia del mandatario y llamados a elecciones anticipadas.

La represión deja 325 muertos, según la CIDH, y 198, según la policía.

Cortesía: eReporte

 

 

COMENTARIOS

Escriba sus Comentarios


Suscríbase a Nuestro Boletín

Boletín de Información General de Nicaragua y los Nicas En El Exterior.

Gracias por Subscribirse!