10 maneras sencillas para darle velocidad a tu Wi-Fi (1 al 5)

¡NO LO SABÍA!

 

« ¡NO LO SABÍA! »

10 maneras sencillas para darle velocidad a tu Wi-Fi (1 al 5)

 

Si tu conexión a Internet se cae constantemente o va a velocidad de tortuga, es muy probable que puedas arreglar el problema tú mismo. Aquí te damos algunos consejos para lograrlo.

1.- Centraliza y eleva el ‘router’

La posición del router en tu casa tiene una gran importancia. Si tienes el router colocado en algún lejano rincón de tu casa, lo más probable es que vayas a obtener una señal irregular (o ninguna señal) en el otro extremo de la casa.

La ubicación ideal de un router es lo más cercano al centro de tu hogar como sea posible, en un área abierta.

2.- Cambia la posición de las antenas

Los routers vienen con uno de dos tipos de antenas, internas o externas. Si el router tiene dos antenas externas, intenta posicionarlas perpendiculares entre sí: apunta una verticalmente y la otra en posición horizontal.

Si el router tiene una sola antena o una antena interna, tomará un poco de prueba y error. Prueba todos los posicionamientos de la antena (o de todo el router) vertical y horizontalmente para ver si de una manera funciona mejor que la otra.

3.- Usa adaptadores especiales para tu red

Si vives en una casa con múltiples usuarios o no hay manera de posicionar un router en el centro, la mejor solución (que no sea instalar Cat 6 en múltiples habitaciones) es el uso de adaptadores conocidos como powerline network adapters.

Estos aparatos funcionan en la mayoría de las instalaciones al utilizar las conexiones eléctricas estándar de una casa o departamento. Conecta el adaptador cerca de tu router y conéctalo a tu router usando un cable de Ethernet. Conecta el segundo adaptador en la habitación o el área en donde quieras la cobertura. De ahí, puedes usar otro cable Ethernet para conectarlo directamente a tus dispositivos o al puerto de Internet en un segundo router.

4.- Activa la seguridad inalámbrica

Puede sonar muy obvio para algunos, pero un montón de redes se dejan abiertas y vulnerables al exterior. Esto no sólo es una amenaza potencial para los usuarios de esa red, sino que también puede causar lentitud, pues permite que otros usuarios se cuelguen a esas redes abiertas y absorban ancho de banda como locos para hacer streaming de videos o descargar archivos de gran tamaño.

5.- Usa software ‘heatmapping’

Si no estás seguro de que hay redes que interfieren con la tuya o qué tipo de cobertura realmente necesitas, puedes descargar software especial que te permite ver todo lo que sea posible (o saber lo que tienes que hacer) acerca de las señales en tu casa.

Este software te permitirá ver cómo luce el mapa inalámbrico de tu casa y ver exactamente qué tipo de cobertura recibe cada habitación. Ya equipado con esta información, podrás reposicionar tu router, antenas o adaptadores para erradicar problemas en las zonas más comprometidas.

Cortesía: CNET

 

 

 

COMENTARIOS

Escriba sus Comentarios


Suscríbase a Nuestro Boletín

Boletín de Información General de Nicaragua y los Nicas En El Exterior.

Gracias por Subscribirse!