« EDITORIAL »

Abril 2018 – El mes en que la historia de Nicaragua cambió

 

Tito Lagos-Bassett
Tito Lagos-Bassett

No eran muchos en el principio, apenas se contaban con los dedos de las manos y sobraban, pero los que dirigen el destino de Nicaragua se equivocaron y dieron órdenes de reprimir y matar a los que se manifestaban pacíficamente y desarmados.

Bueno, dicen los que saben de historia, que a Sandino lo seguía un grupo de 30 patriotas.

Aunque la rebelión no ha terminado aún, ya se pueden hacer evaluaciones de lo que en tan pocos días se ha perdido, y lo que puede costar que se recuperen las cosas hasta donde deberíamos estar.

Varias decenas de estudiantes (reserva moral de la nación) masacrados que han enlutado a toda Nicaragua, eran la esperanza de las familias que con tanto sacrificio y amor habían logrado que estos jóvenes alcanzaran una educación superior.

No puedo imaginarme el sufrimiento de sus madres, padres, hermanos, primos, tíos, vecinos y abuelos. Por algo se le considera la más sangrienta represión en la historia de la patria y todas esas muertes innecesarias tienen firma con nombre y apellido.

Es por eso que el pueblo reclama: “QUE SE VAYAN, QUE SE VAYAN”.

A esta altura de los acontecimientos de nada valen las subliminales palabras de “paz, amor, socialismos, cristianismo, vivir bonito, y la música de Démosle una Oportunidad a la Paz de John Lennon, o la Pajarita de la Paz de Luis Enrique Mejía Godoy”.

Más bien indigna escuchar a la primera dama, porque denota o que está afectada por alguna droga o que el poder le ha subido tanto los sumos que ya no tiene conciencia de la realidad, sin descartar tampoco que su furia radica por la destrucción de sus símbolos satánicos.

En cualquiera de los casos, lo cierto es que Nicaragua fue liberada del miedo, y como todos sabemos la historia la escriben los valientes, es decir, los triunfadores.

Nuestra bella Nicaragua ya no volverá hacer la misma, los colores esotéricos se han ido removiendo poco a poco de los lugares públicos y han sido sustituidos por el azul y blanco de la patria. Lo mismo ha sucedido con los símbolos del ocultismo (los llamados arbolatas) con el que adornaban las principales arterias de la capital y han plantado en su lugar arboles verdaderos que lucirán en un futuro próximo, como testigos de un pueblo que decidió arrancarse las cadenas del temor y la humillación.

Hay que pedir al Creador que los protagonistas de esta historia y con mayor responsabilidad la pareja gobernante sean iluminados y establezcan acciones que permitan la paz lo más pronto posible, les conviene por sus hijos, nietos y amigos allegados, creo que aún es tiempo. Porque de lo contrario ya sabemos cómo acaba la historia de tantos dictadores y su familia más cercana.

El pueblo de Nicaragua no se merece otro retroceso y nos unimos al clamor popular:
“QUE SE VAYAN, QUE SE VAYAN…PERO YA!”

 

Dios Bendiga a Nicaragua, a los Nicaragüenses En El Exterior y a todos los pueblos del mundo.

Tito Lagos-Bassett
Director@NicasEnElExteriorNews.com

“Algunas veces no es fácil hacer lo correcto, por eso es importante fortalecer la conciencia”.

 

 

COMENTARIOS

Escriba sus Comentarios


Suscríbase a Nuestro Boletín

Boletín de Información General de Nicaragua y los Nicas En El Exterior.

Gracias por Subscribirse!