« EDITORIAL »

Mes del nacimiento de nuestro coheredero y la importancia de creer

 

Tito Lagos-Bassett
Tito Lagos-Bassett

Nadie está obligado a creer, pero me gustaría reflexionar sobre la importancia de creer porque considero que el conocimiento de las cosas y circunstancias da poder a las personas.
El solo hecho de saberme hijo de Dios, mimado de su creación, y bendecido por su gracia, me da una paz y un entusiasmo por la vida, como ninguna otra experiencia me la ha dado.

El nacimiento de un hermano con entidad divina, poderoso y absolutamente amoroso, con una entrega total hacia mí, es para vivir de rodillas agradeciendo semejante privilegio.

Todo, todo lo que ha ocurrido desde entonces sólo ha sido para admirar y bendecir la vida…

Pero como dije antes, todos somos libres de creer o no creer.

La celebración del nacimiento de Jesús podemos también aprovecharla para renovar los votos del renacimiento de nuestro yo interno, y tomar decisiones que puedan enrumbar nuestras vidas hacia donde nosotros dispongamos.

Es decir, podemos decidir escribir en páginas blancas la historia de una nueva vida tal y como nosotros la queramos.

¿Cómo queremos vivir?

¿Queremos vivir feliz o infeliz?

¿Qué es lo que nos produce felicidad?

¿Qué podemos hacer para producir más continuamente estados de felicidad?

¿Has experimentado alguna vez la felicidad que produce ser bondadoso con tus semejantes?

¿Sabes la felicidad que causa atender al que necesita ser escuchado?

Regularmente quienes necesitan que les pongamos atención no suelen ser de otros planetas, son en muchos de los casos nuestros más próximos y allegados.

Por qué no nos proponemos amigo lector a que en esta navidad nos aproximemos más a nuestros seres queridos, familiares y amistades que tengan necesidad de una llamada, ser visitados, un abrazo o simplemente ser escuchados.

Convirtamos esta Noche Buena, en eso precisamente, en una NOCHE BUENA, donde tengamos en el corazón a nuestros seres amados del presente y del pasado, y que reconozcamos que al aceptar nacer de nuevo de la mano de nuestro coheredero estaremos permitiendo que el Espíritu Santo inunde con su gracia y poder nuestras vidas hasta la eternidad.
Sólo entonces podremos ser conscientes de quiénes somos y lo que hemos heredado.

Dejemos de luchar contra la voluntad de Dios y dejémonos llevar por los caminos que tiene destinados para nuestro bien.

¡F E L I Z   N A V I D A D!

 

Dios Bendiga a Nicaragua, a los Nicaragüenses En El Exterior y a todos los pueblos del mundo.

Tito Lagos-Bassett
Director@NicasEnElExteriorNews.com

“Algunas veces no es fácil hacer lo correcto, por eso es importante fortalecer la conciencia”.

 

 

COMENTARIOS

Escriba sus Comentarios


Suscríbase a Nuestro Boletín

Boletín de Información General de Nicaragua y los Nicas En El Exterior.

Gracias por Subscribirse!