« EDITORIAL »

Trabajemos en los buenos hábitos y dejémonos llevar por la razón

 

Tito Lagos-Bassett
Tito Lagos-Bassett

Sé que no es fácil, es más, considero que es el reto de la vida de todos los días.

Lograr conseguir la formación de buenos hábitos, es en sí mismo la garantía de una vida de éxito, tanto material como espiritual, lo difícil es eso precisamente, conseguir ser fiel a los buenos hábitos.

En lo particular me he dado cuenta, y eso se lo debo también a la experiencia de los años que me ha tocado peregrinar por este mundo, que los buenos hábitos y la disciplina son la combinación perfecta para lograr lo que uno se proponga.

Ahora bien, hay que diferenciar entonces qué son los buenos hábitos para cada quien, porque en eso si puede radicar la diferencia en que no acabes en la cárcel, hospital o la morgue. O que no sea tu vida una cantidad de episodios de historias tristes y desalentadoras que más bien te hundan en tu propia miseria humana.

Los que creemos en la doctrina cristiana y seguramente en otras creencias que tengan como finalidad la felicidad y salvación del alma, sabemos que nada nos dará mayor felicidad que estar en paz con Dios y uno mismo.

Es precisamente ese conocimiento interior lo que nos hará libre y poderosos. Nada, nada tiene más poder y paz que nuestro propio conocimiento, y eso se ve más claramente cuando hemos estado y pensamos que estaremos más cerca de la muerte.

Todo esto lo vemos reflejado de manera cotidiana en nuestra percepción del mundo y del “stress” y enfermedades que de el provienen.

Por esta misma razón he tratado de educar a mis hijos en el concepto que lo más importante es ser feliz, y la educación y disciplina es la clave, con estos dos elementos se pueden abrir paso en cualquier circunstancia y en cualquier país del globo terráqueo.

La felicidad es un estado mental que cada uno puede irse forjando, es un trabajo diario, y no es fácil pero si, tiene formidables resultados.

Los que profesamos la fe, en lo que sea, tenemos más probabilidades de alcanzar ese ansiado estado de paz.

En este aun inicio del 2017 lo invito amigo lector, a ser y pensar en la espiritualidad divina, alcanzar ese coloquio entre el Padre el Hijo y el Espíritu Santo que nos hará libres y poderosos, tan poderosos que nos hará salir airosos de nuestras propias porquerías y seremos entonces, todo lo que queramos ser.

 

Dios Bendiga a Nicaragua, a los Nicaragüenses En El Exterior y a todos los pueblos del mundo.

Tito Lagos-Bassett
Director@NicasEnElExteriorNews.com

“Algunas veces no es fácil hacer lo correcto, por eso es importante fortalecer la conciencia”.

 

 

COMENTARIOS

Escriba sus Comentarios


Suscríbase a Nuestro Boletín

Boletín de Información General de Nicaragua y los Nicas En El Exterior.

Gracias por Subscribirse!