El sacrificio de Álvaro Conrado cobija la promoción 2019 del colegio Loyola.

La promoción de secundaria del colegio Loyola del 2019 fué dedicada a Álvaro Conrado, el niño mártir que dio su vida por una Nicaragua mejor durante la insurrección ciudadana del 2018. Un altar en homenaje a Alvarito fue levantado en el mismo sitio en el que sus compañeros de clases recibieron sus diplomas.

Durante la entrega de diplomas, un par de padres de familias sacaron una bandera rojinegra y gritaron «Daniel Ortega se queda» y luego se fueron. Después de eso, los simpatizantes de Ortega rodearon la iglesia, amenazando con entrar.

 

16204-01b

 

El director del colegio Loyola, padre jesuita Iñaki Zubizarreta, dedicó un discurso en la graduación, destacando la solidaridad de Álvaro Conrado, quien quiso ir a dejar dos botellas de agua a los estudiantes atrincherados el día que fue asesinado.

Mientras duró la ceremonia, realizada en la Iglesia Santo Domingo de Managua, un grupo de simpatizantes de Ortega se encontraban en las afueras del templo, sonando con megaparlantes la canción conocida como «el comandante se queda». La graduación no se detuvo y se siguió efectuando con normalidad aunque se escuchaba hasta adentro la música de los orteguistas.

Álvaro Conrado fue asesinado por un francotirador de la Policía Orteguista el 20 de abril del 2018, cuando llevaba agua a los estudiantes universitarios que protestaban en contra del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Tenía 15 años.

Cortesía: La Prensa.

 

 

COMENTARIOS

Escriba sus Comentarios


Suscríbase a Nuestro Boletín

Boletín de Información General de Nicaragua y los Nicas En El Exterior.

Gracias por Subscribirse!